Administrador de fincas: la importancia de contar con un profesional competente

Comunidad de vecinos - Foto de Grant Lemons

¿Qué ventajas tiene un administrador de fincas en una comunidad?

Xenxo Barreiro - Administrador de fincas

Contratar a un Administrador de Fincas para una comunidad implica tener a un profesional o a un equipo de profesionales para que gestione adecuadamente la finca ya que se encarga de realizar todos los trámites necesarios con la administración pública para cumplir la normativa o para llevar a cabo cualquier tramitación que requiera la comunidad. Los administradores de fincas profesionales están actualizados para ofrecer el mejor servicio posible en varias disciplinas como la jurídica, fiscal, administrativa… y además están al corriente de ayudas y subvenciones para las comunidades.

Otras ventajas son la de que ninguno de los vecinos se encarga de gestionar el dinero de la comunidad y así se evita la desconfianza entre vecinos. Al ser una figura externa puede mediar entre ellos cuando hay conflictos porque existen diferentes opiniones o porque surgen conflictos de convivencia sin necesidad de llegar a los tribunales.

La presidencia de la comunidad por parte de los vecinos es una tarea que a muchos les resulta engorrosa ya que hay que dedicarle tiempo a las tareas de administración y gestión de la comunidad cuando, a veces, no se está preparado para ello.

¿Cuáles son las responsabilidades de un administrador de fincas y qué es lo que queda fuera de su alcance?

Las responsabilidades y obligaciones de un Administrador de Fincas están recogidas en el Artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal, entre otras, están:

  • Asesorar e informar a los vecinos
  • Gestionar el presupuesto anual y la contabilidad, y por supuesto, velar por su cumplimiento.
  • Mantener la finca y sus zonas comunes.
  • Coordinar a los proveedores de servicios de la comunidad como los ascensores, jardineros, limpieza, mantenimiento, etc.
  • Cumplir con las medidas y acuerdos adoptados en junta.
  • Contratar el Seguro de Comunidad y gestionar posibles siniestros.
  • Mediar en conflictos.
  • Al actuar como secretario de la junta, el administrador de fincas debe custodiar la documentación asociada a la comunidad como facturas, contratos, documentos…

Fuera del alcance del administrador queda por ejemplo caer bien a los vecinos o charlar habitualmente con ellos ya que de lo que se trata es de resolver correcta y eficazmente las cuestiones propias de su trabajo en la comunidad. Por supuesto, no puede asignar los puestos de trabajo de la comunidad en sus propios intereses bien sea por obtener beneficios propios o por emplear a sus amigos o familiares.

Los administradores de fincas siempre deben actuar con honradez y transparencia.

En la actualidad, la tecnología permite que cada propietario pueda consultar online todos los documentos, informes y datos relativos a la comunidad. Por ejemplo nosotros contamos con TuComunidApp que facilita a los vecinos la participación en los asuntos de su comunidad... hasta pueden votar sin estar presencialmente con total seguridad jurídica.

Una pregunta más personal ¿Qué es lo que más te gusta de ser Administrador de fincas?

Es cierto que ser Administrador de fincas no es una tarea fácil ya que uno de sus deberes es la disponibilidad y accesibilidad con los vecinos para responder con celeridad a sus requerimientos y en ocasiones también  se pasan por situaciones de tensión y estrés pero lo importante es la función multidisciplinar que hace que el trabajo sea variado ya que al encargarnos de temas administrativos, fiscales, contables, jurídicos y de servicio al cliente, no quedamos anclados en una disciplina y la variedad hace que sea más dinámico y productivo a nivel personal.