Lun a Jue: 9:00-14:00 y 16:00-18:00; Vie: 9:00-14:00

mirando la normativa de las piscinas

¿Cómo hacer uso de las piscinas comunitarias? 4 requisitos clave

El verano y… las piscinas

Las piscinas comunitarias son un atractivo para muchos propietarios, pero hay que tener en cuenta que hay que cumplir unas normas para que todos puedan disfrutar de la misma.

Para gestionar las piscinas comunitarias lo importante es garantizar:

  • la seguridad
  • la higiene
  • el mantenimiento

Además, es necesario establecer una normativa de uso que especifique las condiciones de aforo, horarios... y que esta normativa esté visible.

¿Qué requisitos deberían de ser de obligado cumplimiento para el uso de las piscinas?

  • La conservación de las instalaciones. Todos los propietarios deben contribuir al pago que suponga la conservación y el mantenimiento de la piscina, tanto si hacen uso de ella como si no.
  • La seguridad. Aunque es muy recomendable contar con un socorrista para evitar problemas y sustos, dependerá de la normativa vigente en cada Comunidad Autónoma. Dependiendo del tamaño de la piscina, se exigirá un número mínimo de socorristas, por ejemplo, en una piscina de 200 a 500 metros cuadrados, se requerirá al menos 1 socorrista.
  • Límite de acceso. Se debe establecer un número máximo de invitados por propietario de vivienda y fijarlo en los estatutos de la comunidad. Los propietarios pueden acordar algún sistema de control de aforo mediante el uso de invitaciones, pulseras, tarjetas… aunque requiere de personal que controle el acceso.
  • Respetar la normativa. Todos los usuarios, invitados y propietarios, tienen que respetar la normativa de uso interno y en caso de vulnerarse, se le podrá decir que abandone las instalaciones. Estas normas internas y que deben contemplar los estatutos pueden incluir: ducharse antes de entrar, no utilizar la piscina en caso de enfermedad contagiosa, heridas abiertas… que garanticen un ambiente seguro y limpio. Otras normas pueden ser: no correr alrededor de la piscina, no introducir alimentos o bebidas en el área de la piscina, no fumar, mantener el ruido al mínimo para no molestar a los demás…

 

Y así disfrutan todos...

comunidad de propietarios

¿Quiénes pueden estar exentos de pagar la comunidad de propietarios?

¿Qué propietarios pueden estar exentos de pagar la comunidad de propietarios?

Según la ley de propiedad horizontal todo propietario, por el hecho de serlo y desde el momento en que, por la adquisición de un piso o local, entra a formar parte del régimen de propiedad horizontal, estará obligado al pago de los gastos comunes sin que la no utilización de un servicio exima de las obligaciones correspondientes (art. 9.2 LPH).

Por lo tanto:

  • No se está exento de pagar la comunidad de propietarios, de abonar las cuotas comunes, tanto ordinarias como extraordinarias por el hecho de no usar los elementos y servicios comunes.
  • No hay exoneración de pagar la comunidad de propietarios, por decisiones particulares, como tener cerrado el piso o local, no usar la calefacción central, la piscina o el ascensor si fuese el caso, ni el mal funcionamiento del servicio general libera de sostenerlo económicamente. Se puede pedir o exigir el derecho de uso o del correcto funcionamiento de los servicios, pero no eludir su pago.

Pero ¿cuándo se está exento de pagar las cuotas de la comunidad?

Pero, en algunos casos, el propietario puede quedar eximido si estos casos se establecen en el Título o en los estatutos de la comunidad de vecinos. Lo más frecuente es que los locales comerciales y bajos con una entrada directa exterior desde la calle pueden estar exentas de cuotas ordinarias y extraordinarias que se refieran al uso y mantenimiento de ascensores, limpieza de escaleras y otros gastos que afecten al interior del portal y escaleras. De todas formas, aunque tengan una exención de pagar la comunidad de propietarios, si se acuerda la instalación de un ascensor o un salva escaleras para la eliminación de barreras arquitectónicas, deberán participar en el pago de este porque la comunidad, en su conjunto, está obligada a facilitar el acceso universal a los usuarios del edificio a sus propiedades.

En general, no hay motivos por los cuales un propietario pueda parar de pagar las cuotas de propietarios, salvo la exención recogida en los estatutos, el título constitutivo o bien la aprobada unánimemente en la junta de vecinos.

Además, con independencia del estado en el que se halle la propiedad (arrendada, vacía, ocupada, etc.) el responsable del pago de las cuotas de la comunidad de propietarios es siempre y en cualquier circunstancia, el dueño de la propiedad.

Apropiación indebida de zonas comunes

Apropiación indebida de zonas comunes en una comunidad

Apropiación indebida de zonas comunes

La apropiación indebida de zonas comunes en una comunidad de vecinos se refiere a la ocupación o uso no autorizado de espacios que son de propiedad y acceso compartido por todos los propietarios de la comunidad. Ejemplos de zonas comunes pueden ser pasillos, jardines, piscinas, etc.

Apropiarse indebidamente de estas zonas comunes supone una infracción a las normas y reglamentos establecidos en la comunidad y esto indica:

  1. Violación de los derechos de los demás propietarios de la comunidad ya que restringe su acceso y su uso legítimo de esos espacios comunes.
  2. Desigualdad y conflicto entre los vecinos, especialmente si algunos se benefician injustamente de la ocupación y otros se ven privados de su disfrute.
  3. Deterioro de las zonas comunes ya que la ocupación indebida puede llevar al deterioro avanzado de estas zonas por no mantenerlas adecuadamente o para utilizarlas con otros fines diferentes al original.

5 posibles medidas que podrían tomarse ante la apropiación indebida:

  1. Comunicación. Primero se recomienda tratar el problema a través de la comunicación y diálogo entre presidente/secretario-administrador y los vecinos que ocupan dichas zonas. Es posible que la apropiación indebida sea consecuencia de ignorar las reglas y se pueda rectificar el comportamiento al ser informado.
  2. Advertencia por escrito. Cuando el diálogo no es suficiente, la comunidad puede enviar una advertencia por escrito al propietario que comete la apropiación indebida. Este comunicado debe dejar claro que su comportamiento infringe las normas de la comunidad y solicitar que se rectifique su conducta de inmediato.
  3. Convocar junta extraordinaria. Si se continúa con la situación, la junta directiva de la comunidad pude convocar una reunión para abordar el problema y en ella, tomar decisiones colectivas y acordar acciones legales si es necesario.
  4. Acciones legales. A ellas se llega en los casos más graves o persistentes de apropiación indebida. Estas acciones legales conllevan presentar una demanda civil contra el propietario infractor y solicitar una orden judicial que obligue a la persona a cesar la ocupación indebida.
  5. Multas y sanciones. Dependerá de las regulaciones locales y de los estatutos de la comunidad, pero puede ser posible que se impongan multas o sanciones al propietario que haya incurrido en la apropiación indebida.
presidente de una comunidad

6 limitaciones del presidente de una comunidad

6 limitaciones del presidente de una comunidad

Las limitaciones del presidente de una comunidad pueden variar según las leyes y regulaciones específicas de cada país y el estatuto o reglamento interno de la comunidad en cuestión. Sin embargo, a continuación, se presentan algunas limitaciones comunes que pueden aplicarse a la función de presidente de una comunidad:

  1. Poder limitado: El presidente de una comunidad puede tener poder limitado en cuanto a la toma de decisiones importantes, ya que muchas decisiones requieren de la aprobación de la junta directiva de la comunidad o de la asamblea de propietarios. El presidente de una comunidad, sí que puede, de forma unilateral, decidir acometer ciertos gastos, sin límite de importe en el caso de que sean gastos de conservación y con un límite de 3 cuotas mensuales por vivienda en el caso de gastos de mejoras. Si la comunidad no tiene fondos para llevar a cabo las reparaciones, el presidente deberá llevar a la Junta el asunto para la aprobación de la cuota extraordinaria pertinente.
  2. El tiempo limitado: El presidente de la comunidad es un puesto que todos los vecinos deben de asumir y eso significa que puede tener limitaciones de tiempo debido a sus propios compromisos personales o profesionales.
  3. Excederse en sus responsabilidades: El presidente de la comunidad puede enfrentarse a acciones legales si toma decisiones inadecuadas que puedan causar algún riesgo para los residentes en la comunidad.
  4. Conocer los estatutos y reglamentos que se apliquen en la comunidad porque puede afectar a la capacidad para tomar o llevar a cabo algunas decisiones.
  5. Realizar retirada de efectivo de los fondos de la comunidad libremente y tendrá que rendir cuentas a los vecinos salvo en asuntos de pequeño alcance que puedan surgir de forma urgente como el cambio de una bombilla.
  6. El presidente de una comunidad no tiene voto de calidad: Su voto contará como una unidad, igual que la del resto de los residentes.

Es importante tener en cuenta que las limitaciones específicas pueden variar dependiendo de las regulaciones y estatutos aplicables a cada comunidad en particular. Por lo tanto, es recomendable consultar el reglamento interno y las leyes locales correspondientes para obtener información precisa sobre las limitaciones del presidente de una comunidad en un contexto específico.

Image