Lun a Jue: 9:00-14:00 y 16:00-18:00; Vie: 9:00-14:00

coches mal aparcados en garajes

¿Qué hacer si hay vehículos mal aparcados en el garaje? Consejos

Si hay vehículos mal aparcados en el garaje...

Según la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 9.1:

Los propietarios de las comunidades tienen la obligación de respetar las instalaciones generales dentro de la comunidad al igual que el resto de los elementos comunes.

Los propietarios deben de tener claro que está prohibido ocupar una zona común, aunque se trate de una esquina del garaje inutilizable y que bajo ningún concepto un propietario puede ocupar la plaza de otro.

En esta situación hay quien llama a la grúa municipal para que retire el vehículo que invade nuestra plaza, pero no es su competencia ya que la grúa municipal no puede entrar en propiedades privadas para retirar vehículos mal estacionados.

Entonces, si no reconoces el coche (para avisar al propietario de buena fe) y día tras día tu plaza está siendo ocupada, algunos propietarios tienen acuerdos con grúas privadas para que se retire el coche y lo deje bien aparcado fuera del garaje, además, el usurpador tendrá que pagar los gastos de la grúa.

Si la acción es repetida y optas por denunciarlo, el individuo puede enfrentarse a una condena por falta de coacciones y la correspondiente indemnización por los daños ocasionados

Es un deber de los administradores de fincas agotar todas las vías de reclamación amistosa con los propietarios infractores a fin de evitar posibles demandas.

La clave es intentar resolver el problema de manera pacífica y mediante la comunicación antes de escalar a medidas más drásticas.

En resumen ¿qué puedes hacer?

  • Contacta con el propietario y habla con él de manera amistosa.
  • Si no sabes quién es deja una nota educada en el parabrisas del vehículo pidiendo que lo mueva.
  • Si el vehículo obstaculiza la entrada o salida del garaje puedes denunciarlo a la policía local.
  • Toma fotografías del vehículo mal aparcado en el garaje y guarda cualquier comunicación que tengas con el propietario.
  • Contacta con el administrador de fincas o el encargado del aparcamiento para informar del problema:

Lo más recomendable es contactar con el administrador de fincas y le expliques la situación proporcionando cualquier evidencia que tengas como las fotografías. El administrador es el que ha de tomar las medidas necesarias para garantizar que los espacios de aparcamiento se utilicen correctamente y se respeten los derechos de todos los vecinos.

Permiso para fiestas en zonas comunes

¿Se necesita permiso para hacer fiestas privadas en zonas comunes?

¿Necesitan los vecinos permiso de la comunidad para hacer fiestas privadas en zonas comunes?

Según la Ley de Propiedad Horizontal y el artículo 396 del Código Civil, un vecino podrá gozar en exclusiva de determinados espacios comunes, siempre y cuando, respete a los demás residentes y a lo establecido en los estatutos de la comunidad, donde se reflejará el privilegio y las consecuencias de éste. y, solicitando permiso previo.

La Ley de Propiedad Horizontal establece como norma general que el derecho al disfrute de las zonas comunes de un edificio por parte de un residente termina en la frontera que marca el respeto a los demás propietarios e inquilinos.

La Ley específica también que el propietario debe respetar las instalaciones generales de la comunidad y demás elementos comunes, ya sean de uso general o privativo de cualquiera de los propietarios, así como reparar los daños que ocasione por su descuido o el de las personas por quienes deba responder”.

En consecuencia, un vecino puede celebrar un cumpleaños en un jardín común o una cena con amigos en una terraza de la comunidad, para uso privado, pero debe siempre notificarlo a la comunidad previamente y que se apruebe en Junta dicha petición. Está prohibido hacerlo si no se ha acordado y autorizado dicho permiso.

Antes de planificar una fiesta y obtener el permiso de la comunidad debes:

  • Revisar las reglas y regulaciones de la comunidad para asegurarte de cumplir con los requisitos y obtener cualquier permiso necesario.
  • Ser considerado con los vecinos y asegurarte de que la fiesta no cause molestias excesivas o interrumpa la tranquilidad de los demás residentes.
  • Antes y después de la fiesta, asegúrate de limpiar el área común y desechar adecuadamente la basura. Esto demuestra consideración hacia los demás residentes y ayuda a mantener la comunidad limpia.
  • Asegúrate de que la cantidad de invitados sea apropiada para el espacio disponible.

En general durante la fiesta, asegúrate de que los invitados respeten las reglas de convivencia de la comunidad, incluido el estacionamiento adecuado, el comportamiento respetuoso y el cuidado del entorno.

zonas comunes

¿Puede una comunidad alquilar zonas comunes? Lo que debes saber.

Lo que dice la Ley de Propiedad Horizonal sobre las zonas comunes:

Ley de Propiedad Horizontal: «El establecimiento o supresión de los servicios de portería, conserjería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general, supongan o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirán el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. Idéntico régimen se aplicará al arrendamiento de elementos comunes que no tengan asignado un uso específico en el inmueble...».

Por lo tanto, el arrendamiento de elementos o zonas comunes se podrá realizar si se reúnen ambas mayorías (3/5 partes del total de propietarios, 3/5 partes de las cuotas de participación) y siempre que ese elemento no tenga asignado un uso específico en el inmueble.

Otro requisito que se exige, aunque no viene recogido en la Ley, pero así viene siendo interpretado por la jurisprudencia es que del arrendamiento de elementos comunes se deriven beneficios aprovechables para todos los vecinos.

NOTA: Se entienden por elementos o zonas comunes: suelo, vuelo, cubiertas, fachadas, terrazas, ventanas y balcones, pasillos y zonas de tránsito, portal, escaleras, portería, muros, patios, parques y jardines, salas de máquinas, fosos y pozos, garajes comunitarios, trasteros, tendederos, sótanos, recintos de seguridad, espacios de ascensores y contadores, piscinas y zonas recreativas se consideran “zonas comunes” del inmueble.

El alquiler más común es el de la azotea o terraza comunitaria para instalar letreros de publicidad.

Por lo tanto, los pasos a seguir serían:

  • Revisar los reglamentos o estatutos de la comunidad para verificar que el alquiler de zonas comunes esté permitido y cumplir con cualquier requisito específico.
  • Aprobación de la junta directiva de la comunidad o la asociación de propietarios. Esto puede implicar presentar una solicitud formal y obtener la autorización correspondiente antes de proceder con el alquiler.
  • Términos y condiciones de alquiler: detalles como la duración del alquiler, el precio del alquiler, las responsabilidades del arrendatario en términos de mantenimiento y limpieza, y cualquier otra condición específica.
  • Cumplimiento de regulaciones locales: asegurarse de cumplir con todas las regulaciones locales relacionadas con la publicidad exterior (en caso de alquilar fachadas o terrazas para publicidad) y el alquiler de espacios públicos.

Es fundamental seguir los procedimientos adecuados y obtener las aprobaciones necesarias antes de proceder al alquiler de zonas comunes.

cámaras de vigilancia

¿Se pueden instalar cámaras de vigilancia en una comunidad de vecinos?

Lo que debes saber para instalar cámaras de vigilancia.

Sí, generalmente se puede instalar cámaras de vigilancia en las comunidades de vecinos, pero hay algunas consideraciones legales y de privacidad que se deben tener en cuenta:

  • La instalación de cámaras de vigilancia en áreas comunes como pasillos, entradas, estacionamientos y áreas recreativas está permitida, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos legales. Esto puede incluir notificar a todos los residentes que se van a instalar cámaras, obtener su consentimiento si es necesario y asegurarse de que las cámaras no violen la privacidad de los residentes.
  • Los residentes deben preguntar por la ubicación de las cámaras y el ángulo de estas, para saber qué áreas cubrirán. Las cámaras de vigilancia deben estar colocadas de manera que solo capturen áreas comunes y no invadan la privacidad de los residentes, como las ventanas de las viviendas.
  • Es importante respetar las leyes de protección de datos y privacidad. Esto puede incluir la necesidad de informar a las personas que están siendo grabadas, almacenar los datos de manera segura y solo utilizar las imágenes para los fines previstos, como la seguridad de la comunidad.
  • Notificar a todos los residentes de la comunidad sobre la instalación de las cámaras de vigilancia y proporcionar información sobre su propósito y funcionamiento. Se debe abordar cualquier preocupación que puedan tener.
  • Se debe buscar el equilibrio adecuado entre seguridad y privacidad, por ello es recomendable consultar con un abogado o experto de seguridad para cumplir con todas las leyes y regulaciones aplicables.

En general, y teniendo en cuenta las consideraciones anteriores, instalar cámaras de vigilancia en una comunidad de vecinos tiene grandes ventajas como disuadir la actividad delictiva (el robo, el vandalismo y el acceso no autorizado) al proporcionar una medida visible de vigilancia en áreas comunes como entradas, pasillos, estacionamientos y zonas recreativas que ayuda a que los residentes se sientan más seguros en su entorno residencial.

Image